2011/12/29

FRACKING EN ALAVA: HURTO A LA TRANSPARENCIA


La Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) es un procedimiento instaurado por la Ley para evitar y/o prevenir el impacto ambiental de numerosas actuaciones en el medio ambiente. Implica la presentación de los datos del proyecto, de un estudio de afecciones ambientales, de la exposición pública de ambos documentos y la posibilidad de que organismos, asociaciones y particulares argumenten defectos, carencias o aspectos indebidamente estudiados.

Finalmente se produce la resolución de la administración ambiental correspondiente, que conlleva además la repuesta a las alegaciones formuladas. Con sus defectos y la permeabilidad a las presiones del promotor de la obra, que es quien encarga y presenta el informe, y la, en ocasiones, discrecionalidad del órgano resolutorio, sirve para informar a la sociedad civil, favorecer la transparencia en la actuación de las Administraciones y detectar (y a veces remediar) impactos no incluidos en el estudio.

Estos días, el IAN se ha visto sorprendido por el anuncio de la instalación de dos torres de perforación en Subijana de Álava, de forma inminente. En este caso nuestra primera y única referencia han sido los medios de comunicación y una vez ya aprobado. ¿Qué es lo que ha ocurrido?

En este proyecto de fracking (extracción -en este caso de gas- que se ve facilitada por la fractura hidráulica, es decir por la introducción en el subsuelo de agua) se ha producido una excepción poco frecuente que hace saltar todas las alarmas en cuanto a transparencia y participación pública. Tras una consulta previa con instituciones (la Diputación de Álava constituye una llamativa excepción), entes y asociaciones, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MMARM) decidió no someterlo al procedimiento EIA.

Aunque se trata sólo de pozos de prueba, no se debe perder de vista las dimensiones de la “prueba”. El BOE cita algunos elementos: captación de agua del acuífero de Subijana (no se dice cuánta), posible construcción de una tubería de 2.200 metros para trasladar el agua hasta los pozos, creación de balsas para los lodos de perforación, instalación de quemado de gas en las torres, generadores de gran potencia… No es pues un sondeo cualquiera. ¿Ha habido acaso antes en Álava sondeos a más de 5 kilómetros de profundidad?

No se citan todos los productos que se añadirán al agua de inyección. ¿Cuáles son? A nivel internacional se reconoce que buen número de los productos utilizados se consideran tóxicos para los humanos.

Por último hay impactos reconocidos:
- un impacto temporal sobre el paisaje;
- una reducción del acuífero de Subijana;
- alteración en la calidad del aire;
- “Existirá un incremento en el riesgo de contaminación de suelos y de aguas subterráneas por filtración accidental”;
- no se conoce la composición final de los lodos;

- éstos “se inertizarán (...) para ser trasladados a un vertedero autorizado” con lo que se admite que puedan no ser inertes.

Aunque la decisión de no someter a evaluación estos dos pozos es del MMARM, no se puede eximir de responsabilidad al promotor SHESA (empresa pública vasca) y al propio Gobierno Vasco, que si bien anuncia el máximo respeto ambiental, bien podría haberse empleado más a fondo para asegurar la transparencia. Sorprende más aún el desarrollo de este tipo de proyectos de exploración: en septiembre de este mismo año el MMARM ha otorgado nuevos permisos.

Viendo el desarrollo del fracking en otros países hay cuatro motivos principales de preocupación, todos relacionados directamente con la salud: el secretismo sobre los productos químicos a usar, el consumo de ingentes cantidades de agua, el riesgo de contaminación de las aguas subterráneas y el riesgo que acarrea la gestión del agua contaminada que vuelve a la superficie sin contar los motivos adicionales relacionados con pozos concretos. En estas circunstancias privar de la debida EIA a esta actuación solo se puede entender como un miedo a la transparencia y a la participación.


Texto: Jaime Ortiz de Urbina
Fotos: Leire Diaz de Gereñu eta Iratxe Covela

Artículo publicado en el Correo del  28-10-2011 con ligeros cambios.

2011/12/20

Cacyreus marshalli, Butler 1898

Cacyreus marshalli Butler 1898, sobre Pelargonium peltatum
Vitoria-Gasteiz, 20 de noviembre de 2011.
(foto: ©José Sebastián Estévez)
Hoy es 20 de noviembre y las temperaturas excesivamente benignas que estamos teniendo durante las últimas semanas, hacen posible que aún mis jardineras estén floridas de geranios. El follaje de estos luce verde y sano, lo que me alegra enormemente. Lo normal a estas alturas, es que ya se encuentren marchitos por el frío y las heladas de Vitoria, pero apenas ha helado en lo que llevamos de mes. Esta circunstancia, preocupante por una parte por lo que significa, me ha dado la oportunidad de ver y disfrutar aún de una mariposa muy particular. Concretamente de un pequeño licénido, originario de África Austral y que aún revolotea por mis tiestos.

 A priori, podría parecer inverosímil, que una mariposa africana pudiera resistir nuestro clima a estas alturas del año, pero estamos teniendo un último tercio de año excesivamente cálido en Vitoria. Además, la especie “ha venido para quedarse”.

Entre los especialistas ya no hay ninguna discusión en considerar a Cacyreus marshalli como especie de nuestra fauna. Yo mismo la vengo observando desde el año 2006. Y año tras año, cada vez es más abundante en nuestras balconadas y jardineras urbanas.

La especie se detectó en la península Ibérica por primera vez a finales de los ochenta y desde entonces se ha citado en muchas localidades. Cada año va ampliando su distribución, y aunque está ligada a especies de los géneros Geranium y Pelargonium ornamentales, o lo que es lo mismo, a nuestros pueblos y ciudades, el salto a la naturaleza es cuestión de tiempo. Sobre todo, teniendo en cuenta que aún no tiene enemigos naturales como en su lugar de origen, donde la frenan parasitoides y hongos. Por si esto fuera poco, nuestra amiga tiene de cinco a seis generaciones anuales, lo que nos puede dar una idea de las muchas posibilidades que tiene para sobrevivir. Es decir, el adulto pone el huevo en los geranios, las larvas se internan en los tallos y capítulos florales de la planta para alimentarse y desarrollarse, salen de ellos para crisálidar y posteriormente emerge el imago para volver a empezar el ciclo. “Así hasta seis veces”. Por lo tanto no es extraño observarla desde principios de primavera hasta noviembre ininterrumpidamente.

Es considerada una plaga por los jardineros. Por internet
Tallos de Pelargonium zonale con orificios de
salida ocasionados por larvas de Cacyreus marshalli
(foto: © José Sebastián Estévez)
podéis encontrar miles de artículos sobre su mala fama si queréis saber más sobre sus “malas artes”.

Los machos y las hembras son iguales. Anverso de color marrón oscuro sin marcas excepto un punto negro orlado de blanco en las alas posteriores, junto a la base de la cola. Con fimbrias ajedrezadas en los bordes exteriores de las alas. Reverso pardo claro con un intrincado dibujo de franjas oscuras y claras que la mimetizan con el entorno cuando está posada. Envergadura alar de 20 a 28 mm.

La especie pasa nuestros inviernos introducida en los tallos  de la planta huésped en forma de larva o enterrada en el suelo en forma de crisálida, esperando que las temperaturas sean favorables para emerger. De esta forma se perpetúa año tras año en nuestras macetas.

Así que ya lo sabéis, si veis revoloteando y/o posándose a una  pequeña mariposa parda sobre vuestros geranios, se tratará casi seguro de Cacyreus marshalli.


Texto: José Sebastián Estévez.

2011/11/09

NAVARRA PEQUEÑA, OTRA VEZ

He podido ver por fin la cantera Navarra Pequeña, gracias a dos miembros de SALBAIA (Salvemos la Sierra de Badaia), tanto la parte ya explotada como la zona que la empresa desea explotar (ver entrada en el blog en junio del año actual). Marta e Isidoro me han llevado por una tarde otoñal el día 24 de octubre, desde el barrio de Ollávarre al monte, primero por senderos y piezas abandonadas a ver el hoyo dejado por la cantera y luego a disfrutar del encinar que se quiere desbrozar en el camino de vuelta.


No era una simple visita turística. Mi objetivo era recoger datos para poder, junto con Jaime Ortíz de Urbina, preparar la respuesta a una solicitud hecha por la Diputación Foral Álava, tal como suele hacer en estos temas.

Hagamos memoria de donde estamos en el actual proceso de autorización o denegación de la ampliación de la cantera.

De acuerdo con la solicitud de la empresa que explota la cantera actual, el Ayuntamiento de Nanclares de la Oca ha incluido una ampliación substancial de la cantera Navarra Pequeña en su propuesta de nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), recalificando una zona forestal protegida a restaurar como canterable.

Como cualquier otro proyecto o plan que tiene un impacto medioambiental ese PGOU (y, dentro de él, la propuesta de recalificación que acabamos de presentar) tiene que pasar por una evaluación de impacto ambiental.

Éstos son los pasos a dar en una evaluación de este tipo, grosso modo:

1. El promotor del proyecto o plan lo presenta ante la autoridad responsable de la evaluación, en este caso ante el Departamento de Medioambiente de la Diputación Foral de Álava.

2. El responsable de la evaluación pregunta a diversas entidades sobre el contenido del estudio de impacto medioambiental: qué tiene que tener en cuenta, qué estudiar o medir: ‘consultas previas’ en la jerga habitual.

3. Responden las entidades consultadas.

4. Una vez recibidas las respuestas el responsable de la evaluación hace saber al promotor qué tiene que estudiar.

5. El promotor prepara el estudio.

6. El estudio se expone públicamente y los interesados pueden hacer sus alegaciones a favor y en contra.

7. Después de estudiar toda la información, el responsable de la evaluación hace una declaración de impacto ambiental, positiva o negativa.

8. Si la declaración es positiva y el tema no se lleva a los juzgados, el promotor puede llevar a cabo su plan o proyecto.

A más de uno todo esto le parecerá bastante burocrático, sin duda, pero así es el proceso de evaluación: los distintos informes han de hacerse paso a paso, a menudo recogiendo pareceres contrapuestos y contrastándolos. El documento que acaba de presentar el IAN supone, pues, una mínima parte del tercer paso descrito arriba. Cuando se llegue a la fase de exposición pública del PGOU, el IAN tendrá, además, la oportunidad de emitir su opinión sobre la ampliación propuesta.

No acaba allí el asunto: si se acepta la recalificación propuesta por el ayuntamiento, corresponderá entonces a la empresa de la cantera presentar su proyecto concreto de explotación: ese proyecto, a su vez, tendrá que pasar por los ocho puntos del procedimiento descritos arriba.



Texto y fotos: Nick Gardner


2011/10/20

Obarenes pasados por agua

Para el organizador de una actividad al aire libre, unas predicciones meteorológicas desfavorables son la más preocupante de las noticias. Aferrándose a un mecanismo de supervivencia, el organizador necesita confiar en que la previsión no se cumpla o en que la borrasca pase más rápidamente de lo anticipado por los satélites. Desgraciadamente, el destino suele estar escrito y si debía llover, el día y a la hora de la salida de campo cortinas de agua caerán desde lo alto y el organizador se entregará, inerme, a su fatal destino.


El ocho de octubre, un grupo de valientes convocados por el IAN pretendíamos efectuar una ascensión al monte Humión (1.435 m), el más elevado de Obarenes. La orientación E-W de esta alineación, junto con otras del norte de Burgos y País Vasco, exacerba su papel ecológico como corredor para la fauna de aves y mamíferos montanos entre los tres grandes centros de distribución y refugio del norte ibérico: la Cordillera Cantábrica, los Pirineos y el Sistema Ibérico. Los matorrales y pastizales de media montaña, mantenidos y favorecidos tradicionalmente por el fuego y el diente del ganado, albergan comunidades zoológicas diferenciadas respecto a los entornos forestales y agrícolas de las laderas y fondos de valle. Alondras, bisbitas, chovas y acentores son algunas especies residentes, nómina que se ve incrementada en época migratoria por bandos de zorzales que sedimentan para alimentarse de bayas y gálbulos, y por el sobrevuelo de rapaces, fringílidos, palomas y ánsares. Para especies emblemáticas y amenazadas, como el quebrantahuesos y la perdiz pardilla, los Obarenes alojaron los últimos núcleos reproductivos antes de su respectivo arrinconamiento –hacia mediados del siglo XX– en las zonas de alta montaña donde sobreviven hoy.


Es probable que las condiciones durante la subida al Humión de la expedición del IAN no fueran comparables a las sufridas por Juanito en el Manaslu, pero también es cierto que la niebla cerrada y la lluvia persistente no son precisamente aliadas de la observación de aves. Con encomiable determinación, los expedicionarios coronaron la cota 1.333 y emprendieron un prudente descenso, con dos satisfacciones íntimas: haberlo intentado, y que los cursillos de iniciación de cantos de aves necesitaron tres intentos hasta conseguir una ascensión al Aratz sin contratiempos meteorológicos. Habrá una próxima vez, y los cielos serán propicios.


Texto: José María Fernández García
Foto: J. J. Frías
2011/10/18

IV Salida del Herbario Digital de 2011.


El domingo 25 de septiembre un grupo de 13 personas participamos en la última salida del Herbario Digital Xavier de Arizaga de esta temporada. Nuestro objetivo era realizar un recorrido botánico para ver plantas acuáticas y ruderales en el entorno de Miranda de Ebro.


La primera parada la realizamos en La Puebla de Arganzón que nos recibió con niebla. Después de tomar un café y en vista de que la niebla era persistente nos dirigimos a la ribera del Zadorra. La zona que recorrimos se encontraba cercana al puente y a la presa que dirigía el agua al molino. Las primeras especies se determinaron en la orilla del río, Epilobium hirsutum, Galinsoga parviflora, y después continuamos sobre la plataforma de la presa: Ranunculus sceleratus, Veronica anagallis-aquatica


Dejamos La Puebla, aún con frío y niebla, y nos dirigimos a la laguna de Lacorzana, cerca de Miranda de Ebro. Después de un corto paseo decidimos cambiar de ubicación ya que el lugar no ofrecía mucho interés botánico. Sobre la marcha, elegimos un nuevo destino, Montañana. Aquí el Ebro, con gran caudal, forma varios meandros y lagunas, y las excavaciones de una gravera han dejado huecos y zonas removidas. Cuando aparcamos los coches la niebla había desaparecido por completo y hacía un sol espléndido.


Empezamos la búsqueda por la zona excavada y allí encontramos la Centaurea melitensis, el estramonio Datura stramonium, que dio lugar a comentarios sobre sus propiedades alucinógenas. Quienes habían venido bien preparados para la ocasión, es decir con botas de agua, pudieron adentrarse en una de las charcas donde identificaron el Cyperus eragrostis, mientras el resto nos dedicábamos a la tertulia y al reportaje fotográfico, sin mojarnos los pies.



Seguimos recorriendo las distintas charcas, vimos de paso una garceta grande (Egretta alba) y la siguiente parada fue en un terreno donde se habían cultivado zanahorias y que ahora estaba ocupada, entre otras especies, por dos Solanum: Solanum villosum Miller subsp. miniatum y Solanum nigrum.


El sol calentaba y mientras algunos esforzados botánicos trabajaban bajo el astro rey, otros buscaban algo que se pudiese estudiar a la sombra. Hacía mucho que habíamos desayunado y llegó la hora de buscar un sitio para comer que encontramos en una chopera al borde del río.



Con las fuerzas renovadas y desafiando el calor nos acercamos a una de las lagunas que forma el río, por el camino añadimos al catalogo de la jornada la Reseda undata L. subsp. undata y en la laguna nos esperaba la estrella de la jornada, una planta carnívora con flores amarillas que cubría la superficie del agua, la Utricularia australis R. Br., que presentó dificultades para ser fotografiada ya que había que adentrarse en el agua y el fondo estaba cubierto de fango poco amistoso. Finalmente se rindió a la cámara de Pello y ya forma parte del herbario.


La última escala fue en otro meandro del Ebro, cerca de Guinicio. La temperatura era agradable después del calor del mediodía y el río ofrecía una bonita imagen. Pero no todos se dedicaban al disfrute del paisaje; José Ramón seguía fotografiando plantas dentro del río (creo que algún Polygonum).


La jornada y las salidas de temporada 2010-11 del herbario terminaron en un terracita de Espejo con unas cervezas y un rato de charla antes del regreso a Vitoria.



Texto y fotos: Teresa Ruipérez




2011/09/07

Con Valverde, tras la pista del quebrantahuesos en Pancorbo


Ilustraciones manuscritas
 de los cuadernos de campo
 de Valverde: Pancorbo, 1954.
 Quizá alguno de los visitantes del blog de IAN haya leído las memorias de José Antonio Valverde (1926-2003), publicadas por la editorial Quercus. Debió ser Valverde un naturalista hiperactivo, que no se conformó con salvar Doñana, fundar un Parque Nacional y una Estación Biológica, explorar territorios africanos faunísticamente desconocidos y alumbrar teorías ecológicas rompedoras, como las del origen granívoro de los homínidos. Creo que tenía una curiosidad absolutamente insaciable, y de ella nos dejó abundantes pruebas durante la visita que hizo al IAN con motivo del décimo aniversario de la asociación. Pero esa es otra historia…




El tiempo inexorable va haciendo desaparecer a aquellos pioneros que, en las décadas de los 50 y 60 del siglo XX, comenzaron a levantar el potente edificio que la Ornitología amateur y científica ha llegado a ser hoy. Pero lo cierto es que el valor de las contribuciones de Bernis, Sáez-Royuela, Valverde y otros, lejos de difuminarse, se acrecienta aún más cuando, en la actualidad, nos interesamos por la distribución y circunstancias de las especies en aquellos años. Conocer el pasado facilita entender los procesos que gobiernan la dinámica de las poblaciones, y ayuda a realizar proyecciones fiables hacia el futuro.



La perorata viene a cuento de la difusión de los cuadernos de campo originales de Valverde, a través de la página web de la Universidad de Salamanca. (http://gredos.usal.es/jspui/handle/10366/3699). Entre otra documentación de singular interés, figuran los apuntes naturalísticos tomados durante un viaje entre Valladolid y San Sebastián, en abril de 1954, con parada en Pancorbo. Allí Valverde aprovechó para conversar con cuanto lugareño, cazador y pastor se cruzó en su camino, y visitó algunos enclaves de los cercanos Obarenes. Aunque resulta sumamente aprovechable la noticia sobre presencia de perdiz pardilla hasta los años 30, Valverde se interesó sobre todo por el quebrantahuesos, que entonces se encontraba ya en galopante regresión. El caso es que Valverde describió con profusión de detalles la ubicación de un nido ocupado y el rompedero usado por la pareja, sin duda una de las últimas extrapirenaicas. Pertrechados con sus croquis, Fran Silván y un servidor visitamos en 2010 la barranquera de Obarenes donde Valverde fijó el nido, fantaseando con localizar los restos de la actividad del “cascahués”, como era conocido en Burgos y Álava. Pretendíamos emular a los ornitólogos cantábricos que han descrito antiguos nidos en Picos de Europa, también desusados hace ya muchas décadas, pero en nuestro caso no fuimos capaces de encontrar una cueva o repisa que hubiera conservado testimonios materiales de nidificación o alimentación. Los buitres leonados son, hoy por hoy, los únicos ocupantes de estas risqueras, y posiblemente su propia actividad haya hecho desaparecer cualquier elemento aprovechable.




Barranco de Obarenes donde Valverde situó
 en 1954 nido y rompedero de quebrantahuesos.
No es el de Valverde el único relato histórico sobre quebrantahuesos en estas sierras, ya que Hiraldo, Delibes y Calderón, en su ya lejana monografía sobre la especie, aluden a otro sector de nidificación, en el desfiladero entre Bugedo y Foncea. Más aún, recogieron comentarios sobre el expolio del nido, y la incorporación del huevo a la colección zoológica del Monasterio de Santa María de Bugedo. Hace ya bastantes años visité esta colección, compuesta fundamentalmente por especímenes americanos enviados por misioneros de los Hermanos de La Salle, y pude encontrar un huevo rotulado como “quebrantahuesos”, si bien indudablemente perteneciente a buitre leonado. Otra vez el buitre omnipresente suplantando al fantasma de Obarenes.



Así pues, estas pistas no han conducido a nada tangible, pero gracias a Valverde y otros que se tomaron la molestia de trasladar sus experiencias al cuaderno de campo y sus datos a informes publicados, podemos afinar la cronología y causas de la extinción del quebrantahuesos, fuera del reducto pirenaico que pervivió y que conocemos hoy. Y podemos seguir indagando sobre las posibilidades de recolonización, ahora que el declive sufrido en aquellos años ha sido revertido. Un regreso, natural o asistido, que seguramente agradaría infinitamente a Valverde y a los demás ornitólogos de su generación, con escasos medios pero sobrados de vocación y arrestos.



Texto y fotos: José María Fernández
2011/08/11

BARRANCO DE ISTORA


En un mundo en el que parece todo descubierto y que a cualquier lugar es fácil acceder, es un verdadero placer adentrarse en el cauce de un río, sin agua, dejándose llevar, esta vez no por la corriente sino por una amable persona, Gorka Belamendia.

Cargados con una escalera y unos vadeadores iniciamos el camino augurando que vamos a correr una pequeña aventura. Pero un invierno seco en la zona mas seca de Álava ha dejado sólo dos o tres charcos al sapo partero para que ponga su puesta, o a la lavandera cascadeña para lucir su amarillo en las piedras secas.

Caminamos sin perder de vista el suelo, agachándonos por debajo de ramas de durillos (Viburnum tinus), arrayanes (Myrtus communis) y cornejos (Cornus sanguinea L.). Poco a poco, el cauce va haciéndose mas angosto hasta llegar a una gran poza seca que sorteamos con ayuda de la escalera y de una mano, que siempre hay cerca cuando se va con amigos.

Para entonces, el canto del chochín o la curruca capirotada delatan que saben más del lugar que nosotros: vieron al águila real que ya no está y se han cruzado más de una vez con los aviones roqueros.

Tienen buen escondite en las longevas encinas, cuyos troncos se elevan al cielo como patas de grandes animales o como columnas salomónicas. Desde alguna de ellas, en un meandro del río, los arrendajos y el pito real nos han tirado unas plumas, querían que nos fuéramos cuanto antes por si pudiéramos vulnerar su santuario. También la bella rosalía alpina vigilaba nuestro paso.

Ha sido una ventaja haber caminado sin agua por el río -no habrá pensado lo mismo el sapo que hemos encontrado seco en el camino-, aunque ya nos hubiéramos dado un baño al final. A falta de una buena poza, la fuente y el lavadero de Orbiso nos han refrescado.

He pensado en el río como metáfora de la vida y, aunque el camino sea a veces pedregoso, con ganas, un buen almuerzo y buena compañía, no hay camino que se resista. Gracias a Brian por provocar todo esto.

Texto: Arantxa Marcos
Fotos: Brian Webster
2011/08/10

Salvada, bosque y roca

 La excursión a Sierra Salvada partió del aparcamiento del Monte Santiago y en su primera mitad estuvo marcada por la niebla que se condensaba en toda la cumbre de la Sierra a consecuencia del viento norte del día 10 de Julio. Claro que por algo allí hay hayas... Tras algunas dudas iniciales sobre si continuar o no, al final decidimos que si estábamos en ese lugar era para hacer el recorrido y disfrutar de lo que nos ofreciese, así que continuamos la marcha por la cumbre. Como naturalistas en la niebla, caminamos hasta el mediodía solar (14 pm), momento en que por milagro del sol y el ascenso de temperatura, la niebla se levantó unos cientos de metros, de modo que pudimos admirar el paisaje, y comenzar a apuntar pájaros en la lista: culebrera europea, aguililla calzada, alimoche, cernícalo, roquero rojo, chovas piquiroja y piquigualda... El resto de la tarde lo empleamos en el espectacular y vertiginoso descenso por el Pico del Fraile, hasta llegar a Tertanga donde un coche nos esperaba.

Texto: Nacho Gª. Plazaola
Foto: Carmen Cabrero
2011/06/29

INVENTARIANDO ÁRBOLES SINGULARES

La Diputación Foral de Álava ha encargado a Marta Villota y a sus compañeros de trabajo la elaboración de una lista más completa de árboles singulares de Álava, y estos nos han pedido la ayuda del IAN: varios socios han enviado ya informaciones sobre árboles que tienen que ser tomados en cuenta.

¿Qué es un árbol singular para los responsables del inventario? Pues, un árbol o conjunto de árboles que, por diversas razones, puede considerarse de alguna manera inusual o llamativo. No hay un único criterio. Un grupo de criterios son los culturales: un árbol puede tener su historia, su leyenda, su nombre propio, es decir algún interés etnográfico. Puede ser de interés por razones botánicas, por ser inusual o situado en un lugar inusual. Otro criterio puede ser el nivel de desarrollo del ejemplar: por ser excepcionalmente grande o viejo, de porte elegante y equilibrada estructura o por ser todo lo contrario. También puede atraer el interés de los inventariadores un conjunto dado de árboles. Los ejemplares pueden ser autóctonos o introducidos, en terrenos públicos o privados.

En todo caso, como ingeniera de montes, la perspectiva de Marta es, ante todo, la del paisaje: la unidad natural de análisis de la naturaleza es el paisaje; dentro de él es el árbol individual el que constituye el punto de unión entre el ser humano y la naturaleza.

Hasta el momento se ha centrado en el parque de Izki y las laderas de la Llanada. Estuvimos con ella el domingo con el objeto de ver ejemplares de una zona concreta del parque del Gorbea: cerca de Murua, en el camino del monte Gorbea se encuentra un conjunto de robles trasmochos y una plantación de castaños. En los casos más llamativos, Marta midió la circunferencia del tronco, la altura del árbol y la amplitud de su copa.

Después nos acercamos al parketxe de Sarria, donde un guarda del parque sugirió un buen número de zonas a prospectar de mucho interés dentro del parque del Gorbea.

Si quieres proponer la inclusión de un árbol o grupo de árboles, todavía estás a tiempo para dar noticia de ello en el IAN: no olvides añadir las coordenadas.



Texto: Nick Gardner
Fotos: Bego Silva

MARIPOSEANDO

El 5 de junio tuvo lugar una salida al bosque de Armentia con el objetivo de conocer la metodología que se usa en el programa de seguimiento de mariposas diurnas del País Vasco y de paso conocer los ropalóceros de este entorno cercano a Vitoria-Gasteiz.

Aunque las previsiones meteorológicas no eran nada alentadoras, fueron diez tenaces entomólogos los que acudieron a las diez de la mañana a la basílica de Armentia. San Prudencio, aunque no logró que escampara, por lo menos retuvo la lluvia en las nubes, y eso y las ganas que pusieron los participantes en la busqueda y captura de estos bellos pero heliófilos animalitos, fueron suficientes para que pudieramos dar con un gran número de especies, sobre todo de las familias de los piéridos, de los licénidos y de los satíridos.

En seguida, aprendimos a diferenciar las mariposas diurnas (ropalóceros) de las nocturnas (heteróceros) en base a la forma de sus antenas, y a partir de aquí las principales familias de las diurnas.

Tampoco nos costó mucho distinguir a las más comunes y grandes, como la Melanargia galathea, Maniola jurtina o Pieris rapae y otras más pequeñas.

Al final fueron una veintena de especies, entre las que destacan por su belleza la Heteropterus morpheus, Laeosopis roboris o la Issoria lathonia. Igualmente pudimos gozar de otros insectos que ante el ímpetu de los entomólogos cayeron accidentalmente en la manga entomológica como un simpático insecto palo.

Al final una caña en la taberna de Armentia y todos contentos del buen ambiente y todo lo que la mañana dio de sí.


Texto: Raúl Martínez
Fotos: Carolina Larrosa
2011/06/08

CURSILLO DE IDENTIFICACIÓN DE CANTOS DE AVES

El sábado día 28 de mayo tuvo lugar este minicursillo, consistente en una salida al monte Aratz en la que atravesamos diversos hábitats atentos a las voces de las diferentes especies de aves que los habitan.

La cita fue a las 8 de la mañana en el seminario, desde donde un grupo de trece personas nos dirigimos a Araia. Junto a la antigua fábrica de Ajuria comenzamos a andar a través de los magníficos quejigales que cubren la parte inferior de las laderas de la sierra de Altzania. Árboles viejos y buen desarrollo del matorral posibilitan que estos bosques alberguen una notable diversidad de aves. Las currucas capirotadas, los mirlos, los mosquiteros ibérico y papialbo, el chochín y el petirrojo están entre las más comunes, y a explicar en qué debemos fijarnos para identificar sus cantos y reclamos dedicamos buena parte de la mañana. Ladera arriba, al entrar en el hayedo el número de especies de aves decrece súbitamente y en este bosque –sombrío y sin apenas matorral– apenas se escuchan en estas fechas algunos pinzones y petirrojos.

Salimos a terreno abierto en las campas de la majada de Azkasaroi, donde aparecen las primeras especies propias de pastizales montanos: bisbita alpino, colirrojo tizón y pardillo común. Es hora en cualquier caso de almorzar y a ello nos ponemos a la sombra de las paredes de la famosa cabaña del Tuerto, en el extremo norte de Azkasaroi. Nos queda por subir el último tramo hasta la cima del Aratz, casi 300 m más arriba. Con el sonido de fondo de los cantos de los bisbitas alpinos y los reclamos de las chovas piquigualdas, progresamos poco a poco por las últimas rampas previas a la cumbre, donde avistamos una pareja de acentores alpinos y buscamos en vano algún ejemplar de roquero rojo, habitantes típicos ambos de las cotas más altas de los montes vascos.

Tras comer en la cima, decidimos no repetir el camino de subida y avanzamos hacia el sureste hasta el collado de Allarte, desde el cual una pista nos lleva al pintoresco paraje del nacedero del Zirauntza, ya muy cerca de donde estaban los coches esperándonos.

Una cerveza en Araia sirvió para despedir este bonito día de monte y pájaros. Después de un primer intento en 2008 en el que la lluvia constante nos llevó a cambiar el destino por el de Salburua, y otro en 2009 en el que el viento, la lluvia y la niebla nos detuvieron a la altura de la cabaña del Tuerto, el tercer intento de hollar la cima del Aratz en un cursillo de cantos se saldó por fin con éxito y con tiempo y ambiente inmejorables.

ESPECIES REGISTRADAS  
QUEJIGAL Nº ESTACIONES (máx. 5)
Curruca capirotada;5
Mosquitero papialbo 4
Mirlo común 4
Pinzón vulgar 4
Mosquitero ibérico 2
Petirrojo 2
Zorzal común 2
Golondrina común 1
Corneja 1
Halcón peregrino 1
Milano negro 1
Aguililla calzada 1
Chochín 1
Chova piquirroja 1
Herrerillo común 1
Trepador azul 1
Acentor común 1

HAYEDO   Nº ESTACIONES (máx. 5)
Petirrojo 3
Pinzón vulgar 2
Carbonero garrapinos 2
Herrerillo capuchino 1
Carbonero común 1

PASTOS Y ROQUEDOS MONTANOS
(especies observadas)
Buitre leonado
Cuervo
Vencejo común
Chova piquirroja
Acentor alpino
Chova piquigualda
Bisbita alpino
Pardillo común
Colirrojo tizón

Otras especies
Cuco común
Reyezuelo listado
Pito real
Mito
Avión común
Agateador europeo
Bisbita arbóreo
Piquituerto común

Texto: José Antonio Gainzarain
Fotos: José Antonio Gainzarain y Bego Silva

El seminario del herbario digital en Sobrón

El 29 de mayo el seminario del Herbario digital Xavier de Arizaga hizo su segunda salida del año. Una quincena de miembros acudieron a Sobrón, pasando el pueblo de arriba para adentrarse en una pista que llevaba al collado debajo de Bachicabo. No llegamos, pero encontramos, identificamos e fotografiamos diversas flores para añadir a la colección:

Salinas de Añana (Vi): Sobrón, 30TVN9235, 520 m.
1) Claros de carrascal calcícola.

Lonicera implexa
Dorycnium hirsutum
Silene vulgaris ssp. vulgaris
Coris monspeliensis
Reseda lutea ssp. lutea
Ophrys apifera
Monotropa hypopitys ssp. hypophegea

Salinas de Añana (Vi), 30TVN9235, 690 m
1) Claros de carrascal calcícola.

Orobanche artemisiae-campestris
Chaenorhinum serpyllifolium ssp. serpyllifolium
Legousia castellana
Torilis nodosa
Teucrium pyrenaicum ssp. pyrenaicum
Leucanthemum pallens
Saponaria ocymoides

2) Trampales calizos

Scirpus cernuus
Dactylorhiza elata
Scophularia balbisii ssp. balbisii

Salinas de Añana (Vi): Sobrón, 30TVN9137, 900 m
1) Cunetas de la pista

Scrophularia canina



Texto: Pello Urrutia & Nick Gardner
Fotos: Teresa Ruipérez

AMPLIACION DE LA CANTERA NAVARRA PEQUEÑA

El jueves 12 de mayo de 2011 tuvo lugar en Nanclares de Oca el I Foro de Participación Ciudadana sobre la Ampliación de la Cantera Navarra Pequeña, al que acudieron dos miembros del Instituto (Izaskun Aguirre y Jaime Ortiz de Urbina). Este foro constaba de dos partes. La primera reunió cuatro ponentes que versaron sobre los daños a la salud, posibles afecciones al acuífero de Subijana, afección medioambiental y participación ciudadana. La ponencia referida al medio ambiente fue expuesta por Jaime.


La cantera Navarra Pequeña, está situada muy cerca de la recuperada El Torco. Apenas se ve desde Nanclares y sólo muy ligeramente desde la N-1, pero se trata de una explotación colosal. El plazo de explotación finaliza hacia el 2017; sin embargo, debido al ritmo de explotación que ha llevado la empresa, es probable que les quede piedra sólo hasta el 2012. En previsión de esto, en mayo de 2010, la empresa hace una sugerencia al boceto del Plan General de Ordenación Urbana de Iruña de Oca en el plazo establecido para ello, (ya que éste está en proceso de redacción), solicitando la recalificación urbanística de los terrenos, para posibilitar la ampliación de la cantera. La ampliación supone triplicar la extensión actual y quedaría en unos 850.000 m2. El proyecto de ampliación requiere de una recalificación urbanística de los terrenos afectados puesto que actualmente están calificados por las Normas Subsidiarias vigentes como FORESTAL PROTEGIDO A RESTAURAR. Lógicamente el uso de extracción minera no está permitido, y por ello presentan en el plazo de sugerencias la solicitud de recalificación urbanística.


En la ponencia se indicó el valor de la sierra de Badaya por su encinar (hábitat incluido en la directiva), por su calificación como paisaje sobresaliente de Alava y por la calificación de la zona afectada como área enlace y área de amortiguación para la red de corredores. Asimismo, se ofrecieron datos sobre la insostenibilidad del ritmo de explotación de las canteras de caliza en el Pais Vasco. Los otros ponentes indicaron la necesidad de la participación en el nuevo PGOU que se está redactando, los daños de las micropartículas de polvo en la salud de los habitantes y la cercanía de la cota inferior con el nivel del acuífero que surte a los manantiales de Nanclares.


En la segunda parte participaron los presidentes de las Juntas Administrativas, concejales y candidatos al ayuntamiento. Con una sala a reventar, los representantes eludieron olímpicamente referirse a las afecciones citadas, y el debate se transformó en un reproche entre partidos políticos donde se primaban intereses distintos al bienestar de la población. El público asistente dejó claro su enorme enfado y oposición al proyecto.


Más información aquí.

Texto: Jaime Ortiz de Urbina
2011/05/03

Seminario del Herbario digital Xavier de Arizaga en Las Cañas, Mendavia y Cabredo.

Crónica dedicada a nuestro querido Antonio González
Inauguramos la temporada de identificación botánica para el Herbario digital con una salida el pasado 16 e abril, a la que asistimos 13 personas, cargados de lupas, cámaras y el libro de las claves, por supuesto. Salió un día precioso y comenzamos por visitar la Laguna de las Cañas, en las afueras de Logroño, donde encontramos abundante material para estar muy entretenidos nada más bajarnos del coche. Allí sudamos la gota gorda tratando de identificar especies que se nos resistían al principio pero que fueron cayendo poco a poco en el zurrón del herbario. Anduvimos por un tomillar donde el Adonis microcarpa nos dio ocasión de calentar motores a lo grande, igual que el Carex divisa, en una cubeta endorreica allí mismo. Tras identificar un Papaver hibridum, una preciosa amapola, saludamos a la Euphorbia serrata, paseamos por el tamarizal, espectacular con el Tamarix en flor, una cascada rosa y peluda tras la cual se agitaban las cañas que, seguro, dan el nombre al lugar; allí, por la cuneta y el ribazo, estaban en flor la Calendula arvensis, Cardaria draba y Scandix pecten-veneris entre muchas otras. Un triguero posado en un matorral sacó pecho y nos dio un concierto privado mientras nos dispersábamos de regreso hacia el coche examinando las muchas plantas en flor, sacábamos fotos y tomábamos notas. Todos estábamos ocupadísimos, cada uno atendiendo a sus curiosidades.

El segundo destino fue en campos de Mendavia, cerca siempre del río Ebro, donde disfrutamos mucho del soto fluvial y de la vegetación acuática. Comimos en un prado muy verde, bajo los árboles y con un concierto pajaril impresionante, ya que cantaban al unísono y por separado el ruiseñor y el ruiseñor bastardo, con gran potencia. Nos relajamos mucho, y como siempre, Antonio nos dejó probar su deliciosa tortilla y el vino blanco de Galicia. Los demás también compartieron delicias varias. Aquel lugar de maravillosa acústica era como el cielo en la tierra pero de un verde tierno, recién salido.

Rápidamente nos pusimos a trabajar y a explorar la zona por el soto fluvial, y la Celidonia mayor (Chelidonium majus) y el Arum italicum cayeron al zurrón del herbario. Vimos muchos caballos y un potrillo a orillas del Ebro, río que corría salvaje y pletórico en algunos tramos. En las zonas encharcadas y tranquilas descubrimos la Azolla filiculoides, un helecho flotante. Pello le hizo un reportaje fotográfico largo y tendido. Gracias a dios es muy hábil, porque no se cayó al río y ni siquiera hizo intención de resbalarse.

Acabamos de explorar Mendavia dando un paseo, con las huertas a un lado y el río al otro, disfrutando del calor de la ribera y de su naturaleza en flor y en fruto, para dirigirnos a nuestro último destino: Loma Colorada, en Cabredo, Navarra.

Loma Colorada nos recibió con una cuneta pletórica de Equisetum telmateia, justo antes de ascenderla. La luz matizada de la tarde nos descubrió un paisaje majestuoso. A un lado teníamos el monte de La Muela, magnífico, y al otro, La Peña del León dormido, poderoso. Ascendimos la loma, parándonos continuamente en el brezal-argomal; encontramos, entre otras muchas cosas, Potentilla montana, que fue identificada para el Herbario digital, la morada Orchis champagneuxii, Doronicum plantagineum y Arenaria montana. Vimos también al lagarto Lacerta viridis posado en un tronco, muy grande y muy verde y amarillo. En ningún lugar se estaba tan bien como allí, con la luz irresistible del atardecer y un paisaje menos humanizado que el de las huertas de Mendavia. También metimos en el zurrón a la Scilla verna y el Ulex europaeus. Habían pasado 12 horas desde que salimos a las ocho de la mañana, y llegamos a Vitoria, cansados pero contentos, como sólo se vuelve de una de estas expediciones, a la misma hora del anochecer. Todos los días deberían de ser así.


Texto y fotos: Carolina Larrosa

Datos botánicos de la salida recopilados por Pello Urrutia:

Viana (Na): Laguna de Las Cañas, 30TWN4804, 385 m.
1/ Pastos xerófilos-tomillar-espartal:
* Adonis microcarpa

2/ Cubetas endorreicas:
* Carex divisa (El famoso Scirpus...). Los Carex hay que recolectarlos en fruto!!!

3/ Cunetas, ribazos:
* Vicia pubescens
* Plantago lagopus
* Fumaria officinalis ssp. wirtgenii

Mendavia (Na): Río Ebro, 30TWN6398, 335 m.
1/ Soto fluvial
* Chelidonium majus
* Arum italicum

2/ Vegetación acuática (30TWN6596, 350 m)
* Azolla filiculoides

Cabredo (Na): Loma Colorada, 30TWN4720, 650 m.
1/ Cunetas, acequias
* Equisetum telmateia

2/ Brezal-argomal (dominio del marojal):
* Scilla verna
* Ulex europaeus
* Potentilla montana

Salida entomológica a los Arenales de Fontecha

El día 2 de Abril quedamos en el parking de la UNED un grupo de socios del IAN para ir hasta los alrededores de Fontecha, pueblo cercano al río Ebro. Una vez en el pueblo nos unimos con varias personas de Puentelarrá, incluido Mikel, un chaval interesado en este mundillo de los insectos.

Tal y como nuestro guía, José Luis Albalá nos decía en el parking de Fontecha, “cuanto mas calor haga más activos estarán los insectos”. Así pues teníamos más posibilidades de ver a nuestro machos de Colletes cunicularius a medida que avanzara la mañana.

A medida que caminábamos hacia los nidos de esta abeja vemos muchísimas cosas interesantes que llamaban constantemente nuestra atención. La primera fue la abeja de la miel que aprendimos a distinguir de otras gracias a nuestros guías.

Mirando el suelo se veía un sinfín de agujeros de donde salieron sin duda multitud de Colletes hembra. Durante dos semanas se dedicarán a reproducirse y a poner huevos bajo tierra, en galerías que llenarán de néctar y polen.

Este suelo arenoso es fácil de excavar y a pesar de ser bastante seco da lugar a una gran cantidad de vegetación (encinas, boj, jaras, enebros, esparraguera…). También se podían ver gran cantidad de un insecto llamado Lophyra flexuosa que levantábamos al paso.

El buen tiempo también se vino con nosotros y durante toda la mañana disfrutamos de este primer calorcito primaveral, al igual que de las mariposas que no dejaban de revolotear a nuestro alrededor; como por ejemplo Anthocharis cardamines, Gonepteryx cleopatra y G. rhamni.

Una encina nos sirvió de cobijo para el inevitable almuerzo de las 12:00.

Al final de la mañana nos encontramos con un espécimen de Colletes macho muerto que nos indicaba que éstos ya habían salido hace una semana aproximadamente. Entonces salieron con su cabecita blanca del suelo en busca de hembras con las que reproducirse, y dejar sus genes para la siguiente generación. Tras esto mueren y los huevos serán depositados por las hembras en las galerías subterráneas.

Texto: Rosa Agirrebeña
Foto: Antonio González

Para profundizar más, conviene leer el texto de José Luis Albalá: Arenales de Fontecha
2011/03/24

NARCISOS EN LEGUTIANO

El domingo 13 de marzo, a poco más de una semana de iniciarse la primavera, quedamos en Legutiano con Brian Webster con el sencillo objetivo de admirar la explosión de narcisos en el bosque de la ladera del Albertia.
Veinte personas (y dos perros) disfrutamos del reencuentro en una hermosa mañana, de unas preciosas vistas del Gorbea, de apuntes de historia al pasar por la zona de trincheras, de la majestuosidad de algunos ejemplares de robles y hayas…

Sentimos también la maravilla de los ciclos de la naturaleza: en un bosque aún dormido y aún con pequeños neveros, que sólo empieza a desperezarse en los sauces y los avellanos, el sorprendente descubrimiento de unas alfombras doradas formadas por narcisos. Bosque a través, Brian nos guió hasta varios rodales de Narcissus varduliensis todos ellos en zonas especialmente húmedas, junto a riachuelos o encharcamientos.

Tuvimos también momentos para escuchar (y tratar de identificar) los pájaros, que ya alborotan con sus trinos y reclamos; para admirar, tocando y oliendo, musgos de árboles y turbera; para observar las primeras mariposas... para, en definitiva, inundar todos nuestros sentidos.

El del gusto también, ¡con un tentempié en el monte y un trago de despedida en Legutiano!

Texto y fotos: Begoña Zorrakin

2011/03/14

TELÉFONOS MOVILES Y COLTÁN

El IAN colabora con el Instituto Jane Goodall (IJG), a propuesta de nuestra socia Nerea Ruiz de Azua, coordinadora del IJG en Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca, y por decisión de nuestra Junta.

El director del IJG explica en este texto la problemática del coltán, que incide tanto en las poblaciones humanas como en las de grandes primates en el Congo. Reproducimos el texto por su interés y os animamos a traer vuestros móviles sin uso a los locales del IAN para que se puedan reciclar.

La grave problemática de la extracción ilegal de coltán, debate ausente en el Mobile World Congress 2011

El Instituto Jane Goodall España, asociación sin fines de lucro dedicada a la investigación, educación y conservación en África, quiere llamar la atención sobre la problemática de la extracción ilegal de coltán - valioso mineral utilizado en los condensadores de los móviles- en República Democrática del Congo (RDC), poseedora del 80% de las reservas mundiales de este escaso recurso. Una cuestión sorprendentemente ausente del debate empresarial y ciudadano en torno al Mobile World Congress que se celebra del 14 al 17 de febrero en Barcelona.

La guerra por el control del territorio y el acceso a las minas de coltán en la RDC entre diversas milicias ha ocasionado ya más de 5 millones de muertos, además de desplazados y refugiados, mano de obra esclavizada y violaciones masivas, según datos de Naciones Unidas.

La elevada e insaciable demanda mundial de coltán (54 millones de móviles activos solo en España), el consiguiente aumento de su precio, y los escasos controles y esfuerzos por mejorar la trazabilidad del coltán utilizado en los circuitos electrónicos de nuestra tecnología, siguen propiciando esta lucha por el control de estos estratégicos recursos en la RDC, donde la explotación del coltán y la casiterita sirven para financiar a las milicias.

Entre las innumerables conferencias, fórums y exhibiciones del programa del Mobile World Congress no hay UNA sola charla que aborde la problemática del coltán y la sostenibilidad, temas que sin dudas competen a la industria de la telefonía por su gran huella ecológica y humana.

Creemos que la responsabilidad corporativa de un sector que lidera el desarrollo tecnológico debe incluir la innovación en materiales alternativos, y garantizar la trazabilidad del coltán, para que provenga de fuentes no manchadas de sangre y destrucción. También se debe promover la sostenibilidad y larga vida útil de los aparatos de nueva generación; mejorar la recuperación, reutilización y reciclaje de móviles en desuso, y por ética empresarial, brindar oportunidades para hacerlo en todos los países donde se vendan terminales.

Alentamos a las compañías que participan de la industria de la telefonía móvil a aceptar el desafío de ser líderes en estos importantes aspectos también, e invitamos a la ciudadanía a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como consumidores.

Para ello, el Instituto Jane Goodall España, con el apoyo de la Dra. Jane Goodall, Mensajera de la Paz por Naciones Unidas, organiza la campaña de reciclaje “Movilízate por la selva”, en la cual cualquier persona puede participar ¿Cómo?

Enviando tu/s móvil/es en funcionamiento o no, con la batería – pero sin cargador ni tarjeta SIM ni ningún otro accesorio-.

El envío es siempre gratuito y así ayudas a reutilizar terminales y reducir la insostenible demanda de sus componentes, reciclar elementos útiles y disponer adecuadamente de materiales tóxicos, evitando la contaminación del medio, y recaudar fondos para los programas de apoyo al desarrollo de ciudadanos en ambos Congos, así como los proyectos de educación y conservación impulsados allí por el Instituto Jane Goodall.

Como el Centro de Recuperación de Tchimpounga, donde el IJG da trabajo a 64 personas locales para cuidar de más de 150 chimpancés rescatados, la gran mayoría llegados como bebés, en pésimas condiciones tras ser decomisados a cazadores, traficantes o particulares. Parte de su manutención se obtiene a través del programa de apadrinamiento Chimpamig@s. Además, el IJG dinamiza las economías de las comunidades vecinas mediante la compra de alimentos y otros productos y servicios.

¿Cómo envías tu móvil?

1. Descargando la etiqueta pre-franqueada en nuestra web (se adjuntan algunas al final).
2. Depositándolo en las urna habilitada en el Instituto Alavés de la Naturaleza u otras mencionadas en la web.
3. Aquellos individuos, escuelas, organizaciones o empresas que recolecten 30 o más móviles podrán solicitar una recogida gratuita a domicilio, llamando al 902929605 y adjuntando la etiqueta a su envío.

Como agradecimiento a vuestra colaboración el IJG sorteará mensualmente apadrinamientos Chimpamig@s entre tod@s los donantes y aquellos envíos que superen los 30 móviles obtendrán un apadrinamiento directo, sin sorteo. Para el sorteo es necesario inscribirse en info@movilizateporlaselva.org tras el envío de los móviles a la empresa recicladora Movilbank.

También puedes convertirte en agente MOVILizador de la campaña y promoverla en tu entorno, puedes solicitarnos asesoramiento y la documentación de la campaña.

Para pedir o consultar información sobre la campaña:
- puedes escribir un email a nerea.ruiz@janegoodall.es
- o en la web www.movilizateporlaselva.org

Muchas gracias por vuestra colaboración.


Texto y fotos: Federico Bogdanowicz y Nerea Ruiz de Azua

PROPUESTO UN ESTUDIO SOBRE PICAMADEROS NEGRO EN ÁLAVA, DURANTE LA PRIMAVERA DE 2011


El pito o picamaderos negro Dryocopus martius, el mayor y más vistoso de los pájaros carpinteros europeos, viene experimentando durante la última década una notable expansión geográfica en el norte de la Península Ibérica. Este proceso se ha puesto de manifiesto tanto en los resultados del último atlas español como en diversos atlas regionales. En el norte de la Comunidad Autónoma Vasca la especie ha colonizado recientemente el extremo occidental de Vizcaya, así como varios enclaves del sureste guipuzcoano. En lo que a Álava respecta, la especie era desconocida hasta las primeras cita de 1998, en Gorbea. Desde esa fecha han ido aumentando las observaciones en diversas comarcas con masas forestales extensas, como el propio Gorbea, la sierra de Entzia y los montes de Vitoria. Se conocen otras citas en la sierra de Codés, y en los últimos años se han comenzado a observar ejemplares en Valdegobía.

Dado que, con seguridad, la distribución actual difiere sustancialmente de la que reflejan los últimos atlas publicados, parece un buen momento para documentar el progreso de su expansión. Habida cuenta del innegable atractivo de la especie y del hábitat que ocupa, así como de la relativa facilidad de su detección, un intenso esfuerzo de campo llevado a cabo por un número suficiente de voluntarios sería un método idóneo para obtener de un modo rápido y eficaz una imagen fiel del estado actual de su población en Álava.

Así pues, dos ornitólogos vinculados al IAN han lanzado una propuesta, abierta a la participación de aquellos naturalistas con experiencia en la detección e identificación de aves forestales. La metodología planteada es sencilla, para favorecer una participación amplia, pero requiere un compromiso para efectuar las visitas de campo requeridas, durante el mes de marzo y la primera quincena de abril, periodo en el que el pito negro presenta mayor detectabilidad. El territorio de Álava se ha dividido en cuadrículas de 100 km2, y dentro de ellas se han seleccionado las masas de hayedo, pinar y otras plantaciones susceptibles de albergar a la especie. Aunque los organizadores y participantes son enteramente voluntarios, se ha solicitado la colaboración del Servicio de Parques Naturales de la Diputación Foral de Álava y de la empresa Consultora de Recursos Naturales SL, con el fin de que sean los guardas quienes muestreen los bosques incluidos en espacios protegidos.

Confiamos que con este sencillo trabajo se obtenga un mejor conocimiento de la situación actual del pito negro, y se contribuya también a facilitar una gestión de bosques y plantaciones favorecedora de la biodiversidad.

Invitamos a los ornitólogos/as interesados en participar en el estudio, socios o no, que se pongan en contacto cuanto antes con nosotros, bien directamente bien a través de la hoja de contacto de la web del Instituto.


Texto y foto: José María Fernández García y José Antonio Gainzarain Diaz

MEDIO HÍDRICO Y ECOSISTEMA ACUÁTICOS

El pasado 2 de febrero tuvo lugar en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz uno de los cinco talleres sectoriales incluidos dentro del proceso de participación para la elaboración de los Planes Hidrológicos de la CAPV. El taller trataba sobre medio hídrico y ecosistemas acuáticos y el objetivo era solicitar aclaraciones y/o realizar aportaciones al borrador del Plan en los contenidos relativos a este tema.

Este taller contó con 26 participantes gran parte de los cuales eran técnicos de URA, agencia vasca del agua.

La sesión se inició con una breve exposición por parte de Iñaki Arrate, técnico de URA, de los tres bloques de contenidos de la documentación del Plan referentes a medio hídrico y ecosistemas acuáticos:
• Objetivos medioambientales (Capítulo 7 de la Memoria del Plan).
• Normativa (Título noveno dedicado a las Normas para el Registro de Zonas Protegidas).
• Programa de medidas. Medidas relacionadas con afecciones al medio hídrico por alteraciones hidromorfológicas y Medidas relacionadas con alteraciones de la biodiversidad del medio hídrico.

La Directiva Marco del Agua determina que los estados miembros de la Unión Europea deberán establecer las medidas necesarias para alcanzar el buen estado de las aguas superficiales y subterráneas al más tardar a los 15 años después de la entrada en vigor de la Directiva. Para ello en los planes hidrológicos de cuenca se deben identificar las masas de agua y definir los objetivos ambientales que corresponden a cada una de ellas.

Dentro de la Normas para el registro de zonas protegidas se especifica la normativa (comunitaria, estatal o autonómica) para cada una de las zonas protegidas:
- Zonas de captación de aguas para abastecimiento urbano
- Zonas designadas para la protección de hábitats o especies relacionadas con el
- Perímetros de protección de aguas minerales y termales
- Reservas naturales fluviales
- Zonas Húmedas
- Zonas de Protección Especial

El Programa de medidas es el instrumento de planificación que recoge las previsiones de actuación para conseguir los diferentes objetivos previstos en el Plan. Es uno de los elementos clave del plan hidrológico, y es el resultado de un proceso de integración y ajuste de previsiones de distintas entidades.

Tras la exposición inicial se dio paso al proceso participativo en el que cada asistente tuvo la oportunidad de escribir sus reflexiones, opiniones y/o aportaciones para cada uno de los tres bloques de contenidos y posteriormente se dio paso a la puesta en común.

Hubo algunas intervenciones interesantes. Entre ellas una de los asistentes planteó la apremiante necesidad de estudios científicos y más concretamente de las poblaciones de macroinvertebrados en las pequeñas cabeceras fluviales ya que actúan como reservorios y ofrecen una gran potencialidad de recolonización de pequeños arroyos. Además la valoración del estado ecológico está, en gran medida, en función de los macroinvertebrados. Estas zonas de cabecera al no estar cubiertas en muchos casos por ninguna figura de protección están sometidas a grandes presiones y muchas de ellas han desaparecido. Se aceptó la propuesta de mirar cuenca por cuenca y plantear reservorios para incluir en el Plan. En esta misma línea también se propuso que dentro de la biodiversidad debería contemplarse un catálogo de especies amenazadas dentro del grupo de los macroinvertebrados.

También se comentó la necesidad de directrices generales que unifiquen criterios ya que en muchos casos son varios los organismos o entidades implicados en la gestión y conservación de una zona.

Los contenidos incluidos en la redacción de los Planes hidrológicos, aunque siempre pueden ser mejorables y discutibles puntualmente, parecen bastante completos y las figuras de protección que se contemplan en principio suficientes. Sin embargo, lo realmente importante es que en la práctica se cumpla y que verdaderamente la conservación de las zonas que se incluyen en el registro de zonas protegidas no esté supeditada a otros intereses.

De todas formas, por si hubiese interesados, el plazo para la presentación de alegaciones al borrador del Plan se abrió el 22 de diciembre y tendrá una duración de seis meses.

Texto y fotos: Marivi Corres

Nosotros

El Instituto Alavés de la Naturaleza-Arabako Natur Institutua (IAN-ANI) es una asociación cultural y científica, de carácter no lucrativo; se constituyó legalmente en 1988 (registro de asociaciones A/1287/88), aunque tuvo su precedente directo desde 1973 en la Agrupación para el Estudio y Protección de la Naturaleza en Álava (AEPNA). Ha sido declarada, además, de utilidad pública en marzo de 1997.

Archivo

Gu